La noche de Attias, Alfano y Escudero

Por distintos motivos, las tres mujeres fueron lo más destacado.
Emilia Attias y Silvina Escudero fueron las estrellas en la segunda noche de "Bailando por un sueño 2010", pero por distintos motivos. Mientras la muchacha de las rastas rubias se consagró como la mejor en lo que va del certamen de ShowMatch, la morocha ex de Matías Alé casi se va a las manos con la anterior ex de Alé -y miembro del jurado-, Graciela Alfano.

También demostraron lo suyo en el reggaetón el galán Lorenzo Lamas, Sofía Pachano (hija de Aníbal, otro de los jurados), Belén Francese y "la niña" Loly. Claro que en todos los casos hubo tanto atractivo en el baile como en todo lo que pasó alrededor.

Empecemos por Escudero. Bastó que a la ganadora del "Bailando ..." anterior Marcelo Tinelli le preguntara por su ex novio, para que se armara la trifulca. Mientras ella desplegaba romanticismo ("Matías es el amor de mi vida y nos separamos por motivos que no viene al caso contar"), Alfano le hacía burlas.

Pero lo peor llegó con las "devoluciones", cuando a pesar de poner un 8, Alfano puso el acento en problemas respecto de "los movimientos eróticos". La respuesta del partenaire de Escudero molestó a Alfano, y los cruces sobre quién baila mejor o cuál es más viva, llevaron a Alfano a decirle "idiota" a la morocha, momento en que ésta se acercó furiosa y peligrosamente a la jurado.

El resto del tribunal tomó partido: Ricardo Fort defendió a Alfano, mientras para Pachano "Alfano necesitaba protagonismo en el segundo programa". Carmen Barbieri, por su parte, defendió a Escudero en lo que podría dejar abierta la puerta para la reconciliación de las mujeres que tuvieron un sonadísimo enfrentamiento. Reina Reech no se metió, y la calificación de la pareja fue de 29 puntos.


Símbolo sexual de los 90, Lorenzo Lamas entró al estudio en una moto, como para recordar su paso por la serie Renegado. Acompañado por sus hijas y su novia, agradeció la hospitalidad de los argentinos, se sacó la remera, explicó sus ocho tatuajes y se llevó 28 puntos.
Otro debut que despertaba curiosidad era el de Sofía Pachano, la protagonista del musical Pour le Gallery. Aníbal, su padre, había adelantado que "Se siente emoción" al ver a su niña en escena. Fue una gran performance para la dupla que forma con Nicolás Armengol, ya que les permitió alcanzar los 35 puntos. Y entonces llegó Emilia Attias, quien ya pasó por el certamen en 2006 y, evidentemente, está mejor que nunca. Tanto que obtuvo tres 10 y un 8 del exigente Pachano (Barbieri tiene el voto secreto en esta ronda, pero no se privó de decir que "fue el mejor perreo que vi en mi vida"). Gran futuro para esta pareja.


Lengua suelta como pocas, Mariana Antoniale o "la niña" Loly, mantuvo todo el tiempo su personaje de inocente, incluso cuando les siguió "pegando" a sus dos víctimas de la temporada: Matías Alé y Belén Francese. A la hora del baile, en cambio, no le fue tan bien. Y aunque el jurado la consoló con sus palabras y elogió a su compañero, Juan Pablo Battaglia, la dupla se llevó un puntaje bajo: sólo 26 unidades. A continuación, claro, llegó a la pista Belén Francese, quien tuvo una noche para el olvido (22 puntos), y se cruzó un poco con Fort: "No me gusta que me desautorices como cantante -le dijo-. Yo grabé un disco y vos no sos un artistólogo". «