Un millón de chinos escriben novelas en Internet

Un millón de chinos se ganan la vida escribiendo novelas en Internet. La demanda de este tipo de negocio es cada vez más fuerte.
La literatura vía Internet se está convirtiendo en un gran negocio en China, donde alrededor de un millón de internautas se ganan la vida publicando novelas y relatos que son cada días más demandados.

Sitios especializados en la publicación de estas obras cobran a los lectores que quieren acceder a ellas, aunque los precios son hasta diez veces más bajos que los de las ediciones en papel, y después entregan entre un 50 y un 70 por ciento de lo recolectado a los escritores.

Uno de estos nuevos redactores en línea, que firma con el sinónimo de "Sparkle" ("Destello"), aseguró que los autores son contratados para escribir al día un determinado número de palabras, y suelen emplear entre seis y diez horas diarias en este trabajo. Los lectores suelen pagar entre 4 y 5 yuanes por acceder a estas obras literarias (60-75 centavos de dólar) mientras que los ingresos de los novelistas varían mucho en función de su fama, y en algunos casos alcanzan los 140.000 dólares anuales.

Pero, como todos los trabajos, este también tiene sus contras. Los chinos se enfrentan a las limitaciones de la censura ("China Daily" señala, por ejemplo, que se les prohíbe escribir pornografía) y también al riesgo de que sus obras sean copiadas, algo que, según las empresas del sector, ocurre muy a menudo.

Lo cierto es que, China tiene la comunidad de internautas más grande del mundo, más de 400 millones de usuarios, pese a las amplias limitaciones al acceso de contenidos que impone la censura gubernamental.