Estrenos de la semana

¿Qué hay para ir a ver al cine este finde? Te contamos todas las novedades.
La mirada rota

Desde 2007 que viene suspendiéndose el estreno de Samarra y, si bien ya se ha escrito mucho sobre esta ¿nueva? obra de Brian De Palma, es pertinente el festejo y recomendarla como el estreno de la semana.

La película trata de cómo unos soldados norteamericanos violaron a una chica y la mataron junto a toda su familia en Samarra durante el conflicto bélico en Irak. Exactamente la misma historia, pero en el contexto de Vietnam, había contado el director en Pecados de Guerra (1989), sin embargo, la(s) forma(s) que elige en esta oportunidad para narrarla es muy distinta: la historia se repite pero el engaño se diversifica.

La narración se da con retazos de muchas posibles narraciones: un soldado que quiere filmar un diario de la guerra para poder entrar a una universidad de cine; una película francesa; cámaras de seguridad; videos subidos a youtube que pueden ir de una activista antibelicista hasta una organización musulmán; noticieros varios; distintos blogs, como el de una mujer de un soldado, o chats con webcam.

De Palma es un director que durante toda su carrera se ha planteado el tema de la mirada y lo engañosa que ésta podía ser y, en esta oportunidad, no hace la excepción. Lo distinto es que su cine anterior era en extremo artificial, siempre agarrándose fuerte de los distintos géneros cinematográficos, y se valía de esa artificialidad para hacernos creer una historia y, casi siempre, dejarnos pegados a la pantalla, engañados, sí, pero felices. En Samarra todo parece muy real debido a los soportes con los que se retrata lo que podemos ver, soportes que dan una sensación de realidad por sí mismos, pero la trampa esta ahí nomás.

En la secuencia inicial de Doble de Cuerpo (1984) - obra maestra absoluta del mismo director- podíamos ver cómo comenzaba una película de terror clase B, con las letras de los créditos emulando la sangre y con un vampiro exhibiendo sus colmillos mientras salía de un ataúd hasta que escuchábamos "¡corte!" y veíamos cómo una grúa nos mostraba que todo era una mentira. Lo terrible de Samarra es que, al elegir los soportes correctos, esos que vemos todos los días en la caja boba (la tele) o en la caja viva (la compu), y retratar un conflicto tan presente, el efecto de la mentira se nos hace insoportable. La posibilidad de retratar todo y no poder ver nada es como esos sueños en los que uno se pelea pero los golpes no tienen fuerza y si bien De Palma, a partir de piezas, logra construir un relato, éste no es otra cosa que una representación de la realidad; de hecho la película lo aclara (bah, lo oscurece) en su inicio diciendo que todo es ficción y contando de qué trata la historia hasta que las letras se empiezan a borrar hasta formar el título original, Redacted.

En la era de la fragmentación parece imposible una mirada lúcida, si es que en algún momento fue eso posible, pero algunos problemas parecen no variar demasiado desde Pecados de Guerra a esta nueva película. Ya no puede decirse que la Historia la escriben los que ganan, es más, ahora la escribe cualquiera, el problema es que los que pierden siguen siendo los mismos de siempre y la pregunta es: ¿Eso que vemos, sirve para cambiar algo? ¿Qué podemos hacer con lo que vemos?

Samarra (Redacted, 2007)
dirigida por Brian De Palma
con Izzy Diaz, Rob Devaney, Ty Jones
EEUU/Canadá 94 minutos


Otros estrenos de la semana :

Robin Hood (de Ridley Scott, con Russell Crowe y Cate Blanchett), que cuenta los momentos previos a convertirse en la leyenda que luego fue; El escritor oculto (de Roman Polansky, con Edward Norton y Pierce Brosnan); Garfield y El Escuadrón de las Mascotas 3D (de Mark Dippé); El secreto de Mussolini (de Fabricio Laurenti y Gianfranco Norelli) y la argentina Eva y Lola (de Sabrina Farji, con Celeste Cid y Emme) sobre una relación de dos amigas, una hija de padre desaparecido, y una posible apropiada.