Paul McCartney todavía tiene miedo de tocar en vivo

Al menos con las audiencias chicas o los recitales benéficos. Dice que "quizás no les guste el rock n roll". Pobre Paul, nunca vendió una entrada.
El cantante y compositor británico Paul McCartney, de 67 años, afirmó que a pesar sus décadas en el escenario, todavía siente miedo cuando canta en recitales más íntimos, algo que no le sucede cuando se presenta ante miles de personas.

El ex Beatle, quien tiene previsto participar en junio próximo del festival Hard Rock Calling en el parque londinense de Hyde Park y del encuentro musical en la Isla de Wight, sostuvo además que le cuesta más cantar frente a audiencias que no son fans de su obra.

"Si son recitales corporativos o benéficos, uno nunca sabe quién compone la audiencia. Puede ser gente a quien realmente no le guste el rock & roll, y uno está allí sentado diciendo Vamos a pasar un gran momento esta noche y ellos están hablando entre sí ", agregó.

El artista contó además que durante un concierto con los Beatles en la década del 60 estuvo a punto de vomitar en el escenario y abandonar la carrera de cantante profesional para siempre, aunque agregó que luego dejó de tener problemas con los grandes recitales.

"Ya no me pongo nervioso de esa forma, porque las entradas se venden muy bien, uno se da cuenta que la gente realmente quiere venir a verte y escucharte. Siento que somos como amigos, por eso no se siente tan mal", concluyó.