Visita del CEO de Microsoft a la Argentina

Steve Ballmer ofreció un paseo por la nube. Dio una charla sobre el papel del cloud computing en el mundo de la tecnología

El sucesor de Bill Gates al frente de la mayor empresa de software del planeta dio una charla sobre el papel del cloud computing en el mundo de la tecnología, en la sede de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE).

El marco de la convocatoria era justificado. Y es que no todos los días el capo máximo de una de las más grandes empresas del mundo anda por estos lares. Por eso el microestadio de la UADE estaba bastante repleto de empresarios, desarrolladores, estudiantes y periodistas especializados.

A la visita de Steve Ballmer le faltó, eso sí, un poco de show. El histrionismo habitual del ejecutivo no apareció esta vez, salvo por alguna andanada de gestos y algunas dosis de buen humor. Pero la habitual puesta en escena que lo caracteriza se quedó afuera del microestadio de la UADE.

"Qué pena utilizar este lugar para recibirme a mí y no para jugar al básquet", fue la frase con la que Ballmer rompió el hielo antes de empezar formalmente con su discurso.

Luego mostró un video en donde se pudo apreciar lo que sería el eje de la charla, la confluencia de comunicaciones, dispositivos móviles e Internet en un futuro cercano.

A partir de allí, Ballmer sostuvo: "En este mundo de innovaciones constantes, hubo dos grandes momentos en la historia de la tecnología: la invención del microprocesador y el de Internet. Hoy están en todos lados, y todavía se los puede seguir explotando. Yo veo, al menos, 20 años más de desarrollo basado en ambos".

La siguiente etapa de ese proceso, según el CEO, se basa actualmente en el llamado cloud computing, o computación basada en Internet. "Se trata de aprovechar el poder de Internet a través del software, de las aplicaciones que crean los 10 millones de desarrolladores, talentos jóvenes alrededor del mundo", expresó.

Hay muchas oportunidades para las nuevas ideas, gracias a las innovaciones que permite "la nube", tanto en materia de hardware, software y aplicaciones.

"Estamos dentro" dijo Ballmer en español, para mostrar que Microsoft es una de las empresas que apoya la tecnología del cloud computing. Lo hace, principalmente, a través del correo electrónico basado en Web Hotmail, Messenger, Windows Update, Xbox Live y en el buscador Bing, al que el ejecutivo hizo referencia contadas veces durante los más de 40 minutos de exposición.

Las nuevas oportunidades para crear trabajo, entonces, están en la nube, de acuerdo a la visión de Microsoft. Pero para eso también hay que ofrecer un buen nivel de seguridad, así como facilitarle a la gente las cosas que puede hacer allí.

Por su parte, los dispositivos móviles, que se conectan a la Web de manera sencilla, son cada vez más. La idea es que sean cada vez más inteligentes, más novedosos, que permitan hacer cosas de manera más simple, que puedan identificar las necesidades de sus usuarios.

Finalmente, Ballmer dejó entrever que se está trabajando en Windows 8, pero adelantó que lo único que podía decir sobre el producto era "nada". Sin embargo, no pudo con su genio: "Algunas pistas ya se pueden apreciar en el Internet Explorer 9, pero hasta que no estemos seguros que va a funcionar como queremos, no vamos a decir nada".