El beso más rápido en la historia de Pol-ka

Lejos de la tradición de la productora, que apuesta a estirar la espera, Renata (Juana Viale) y Lautaro (Gonzalo Heredia) se besaron en el séptimo capítulo de la tira.

Acostumbrado, en los primeros tiempos de una tira, al corte abrupto, a la llegada repentina de un tercero en discordia, al arrepentimiento en el último segundo, más de un televidente se debe haber sorprendido antenoche con la concreción del beso apasionado que Renata (Juana Viale) y Lautaro (Gonzalo Heredia) se dieron en Malparida (a las 21.45, por El Trece), cuando recién iban siete capítulos. Especialista en demorar ese primer beso, Pol-ka suele dejar correr varios episodios (ver Los que tardaron en llegar) hasta ese primer contacto. Solía, entonces.

La escena, en medio de un ascensor trabado por una falla técnica, había encontrado a los personajes centrales encerrados y con poco diálogo. Desde el vamos, él está obsesionado con ella. Ella intenta quitarlo del camino para poder llegar a su verdadero objetivo, el padre de Lautaro (ver Y luego fue...), pero, se intuye, algún sentimiento le genera el galán joven de la inmobiliaria Uribe, donde trabajan los dos. Bueno, los tres, ya que Lorenzo Uribe (Raúl Taibo) es el dueño. Pero la otra noche, Renata no tuvo más alternativa que quedar mano a mano con el muchacho, escuchando su discurso de seducción. Algo harta, y para demostrarle que no siente nada por él, optó por besarlo: y fue un beso apasionado, largo, con el que se cerró el capítulo del miércoles.

Pero ayer, las llamas del amor perdieron ardor cuando Renata le aseguró que no se le había movido ni un pelo. A esta altura, de todos modos, el primer beso ya había tenido fecha.«

...Y luego fue por el padre Al día siguiente de haber besado a Lautaro, y dispuesta a sembrar la discordia entre padre e hijo, "la malparida" (Viale) se lanzó de lleno en su juego de seducción hacia Lorenzo (Raúl Taibo). El es el hombre cuyo desamor desencadenó el suicidio de su madre, y Renata no parará hasta enamorarlo y vengarse.