Amy Winehouse fue internada tras una caída en Londres

La polémica Amy Winehouse volvió a ser noticia. Esta vez, la cantante fue internada luego de una fuerte caída producto del consumo excesivo de alcohol.
La cantante británica Amy Winehouse, que continúa en la lucha contra una adicción a las drogas y el alcohol, debió ser internada este domingo en un hospital de Londres, tras una fuerte caída provocada por consumo excesivo de alcohol. La caída le produjo lesiones en su rostro y costillas.

Winehouse fue trasladada a una clínica privada en el centro de la capital británica, luego de sufrir la caída en su vivienda del norte londinense.

"Ella se tomó algunas copas. En un comienzo creyó que se había quebrado algo, así que le pidió a sus guardias de seguridad que la llevaran a un hospital. Los médicos se preocuparon al pensar que ella podía haberse lesionado algún órgano, ya que presentaba un bulto en su cabeza y un corte sobre su ojo", declaró una fuente allegada.

De acuerdo a la fuente, la cantante permanecerá algunos días más en la clínica. En tanto y para no perder la costumbre, un testigo del hospital afirmó que desde la llegada de Winehouse a la clínica "generó caos".

"Se la vio subiendo y bajando las escaleras, con una herida en la cabeza y aliento a alcohol. Se la escuchó quejarse de dolores por heridas en su pecho y alrededor de sus costillas", agregó.

"Las enfermeras tuvieron que interceder y pedirle que se calmara. Eventualmente lograron llevarla a su habitación. La jefa de enfermería estaba enfurecida", continuó la fuente.

Lo cierto es que, esta es la segunda internación de Winehouse en las últimas semanas, luego de quejarse de dolores pectorales tras una publicitada operación para agrandarse los pechos.