Marcelo Tinelli arrancó apostando todo y le salió

Un gran número musical, un corto de acción con Tinelli como actor y la aparición de Fort fueron las apuestas para el comienzo.
La 21ra. temporada de ShowMatch tuvo un comienzo cinematográfico. Esa mini-película empieza con Marcelo Tinelli solo, en su oficina, hablando por teléfono, contando sus nervios por el comienzo, "aunque uno cree que después de 20 años ya la tiene más clara".

Al bajar para arrancar el programa, el conductor descubre que está completamente solo: todo el personal se fue del edificio de Ideas del Sur. Desesperado, en la inmensidad del estudio da su grito emblemático: "¡Buenas noches, América!". Y arranca el show, con una apertura al estilo Cirque du Soleil que incluye acrobacias, teatro negro, baile y danza acuática (ver fotos de pie de página).

Después sí, apareció un Tinelli vestido de blanco para anunciar el arranque del programa. Ahí en el estudio estaba Claudio Caniggia, que va a formar parte de los partidos de fútbol que se jugarán en el estudio. "Sé que te desgarraste hace poco", le dijo a Tinelli, "pero con vos atrás me quedo tranquilo". También estaba Adrián Suar, director de programación de Canal 13.

"Hoy Jorge Rial me apostó que no te hacía bailar salsa como en 22, el loco", lo desafió Tinelli. Y Suar lo hizo ganar la apuesta, dando unos pasitos ante las bailarinas. "Un saludo para Griselda (Siciliani, su pareja), que seguramente me vio bailar y me va a dar una patada en el culo", bromeó Suar.

Tinelli destacó el arreglo floral que le mandó Mirtha Legrand, "por primera vez en 21 años". Y los dos Martín Fierro que ganó el programa el domingo, por la labor cómica de Anita Martínez y Martín Bossi. Lo que vino luego fue la presentación de Al límite, la ficción policial que encabeza el propio Tinelli junto a Nicolás Vázquez, como una pareja de policías al estilo de Mel Gibson y Danny Glover en Arma mortal. Tiros, explosiones, persecución de autos, efectos especiales al por mayor. Y la participación de José Luis Gioia en un papel de policía similar al que hizo en El secreto de sus ojos.

Baila Argentina, el segmento siguiente, es un concurso en el que ciudades de todo el país competirán con coreografías llevadas a cabo por sus habitantes. ¿El premio? Un objetivo solidario elegido por cada pueblo. Esta vez se enfrentaron Tunuyán (Mendoza) y Humahuaca (Jujuy). El veredicto quedó a cargo del público, a través del voto telefónico.

Ricardo Fort -será uno de los jurados de Bailando por un sueño 2010, que se desarrollará en los próximos programas de ShowMatch- hizo un número musical. Y luego debió enfrentarse a su doble, Martín Bossi. Al final, ambos interpretaron una canción a dúo. El programa siguió en clave cómica, porque luego fue el turno de los Midachi. Miguel del Sel personificó a la Tota y Dady Brieva, a la Pochola. Su objetivo: incorporarse a Bailando por un sueño 2010.

La respuesta fue negativa: ante su indignación, Tinelli les dijo que no serían parte del programa. Pero Midachi sí: el trío estará cada lunes. El cierre quedó a cargo de Ricardo Montaner, quien cantó Volver, el tema principal de Valientes. En el diálogo posterior con Tinelli, recordó cuando cantó en VideoMatch en 1991 y habló del Martín Fierro que ganó el domingo. Y se despidió con su nuevo hit, Soy feliz. Tras lo cual apareció Diego Maradona al teléfono y saludó a Tinelli. "Siempre estás en mi corazón", le dijo.


Fuente: Clarín