USB 3.0 vs. Light Peak

Existen dos tecnologías en pugna para convertirse en la nueva generación para transferir datos. Intel vs. resto del mundo.

Justo cuando se están empezando a ver los primeros productos con la tecnología USB 3.0, Intel anunció que sus motherboards tendrán su propia forma de transferencia masiva de datos, bautizada como Light Peak.

Intel no se anduvo con chiquitas a la hora de elegir un aliado para desarrollar esta tecnología: eligió nada menos que a Apple. Conjuntamente desarrollaron el uso de fibra óptica para alcanzar velocidades de transferencia de hasta 10 Gbps tanto en subida como en bajada.

Según los más entusiastas desarrolladores, incluso podrían llegar a unos increíbles 100 Gbps en unos 10 años. En principio, el lanzamiento estaría previsto para fines de este año.

De esa manera, claro, desaparecería también la necesidad de contar con varios puertos USB para conectar diversos productos. Sólo haría falta contar con un solo puerto, y de un tamaño bastante menor.

La promesa de USB 3.0, en tanto es que l a transferencia de datos llegaría a una velocidad de 25 GB de datos en sólo un minuto y diez segundos.

Todavía no difundida a nivel mundial en los distintos equipos, es sólo cuestión de tiempo para que empiece a ser algo común. Entendiendo eso, desde Intel aseguran que, por un tiempo, ambas tecnologías van a convivir pacíficamente.

La gran diferencia, según Intel, es que ya los cables eléctricos están alcanzando sus límites. Cosa que la tecnología óptica puede superar, y con creces.