Suspenden la última película de James Bond

Los estudios de MGM están en una delicada situación financiera, por eso, la producción fue suspendida indefinidamente.

La producción de la última película de James Bond fue suspendida indefinidamente por la incertidumbre que pesa sobre el futuro del endeudado estudio estadounidense MGM.

Los productores Barbara Broccoli y Michael Wilson, de EON Productions, indicaron que tuvieron que suspender el proyecto de la nueva aventura del famoso agente 007, conocido provisionalmente como "Bond 23", debido a la confusión en torno a Metro Goldwyn Mayer (MGM).

"Debido a la continua incertidumbre sobre el futuro de MGM y al fracaso en cerrar la venta del estudio, hemos suspendido el desarrollo de Bond 23 ", anunciaron en un comunicado. "No sabemos cuándo se reanudará y no tenemos ninguna fecha para el estreno", agregaron.

A finales de marzo, MGM acordó con sus acreedores la extensión hasta el 14 de mayo del plazo para pagar la deuda de 3.700 millones de dólares que arrastra.

El estudio admitió el 23 de marzo que recibió varias propuestas de compra en su búsqueda de financiación para pagar su deuda, y una fuente cercana a las negociaciones dijo paralelamente que el Time Warner era candidato.

La Metro, uno de los estudios originales de Hollywood, reivindica el mayor catálogo de películas del mundo con 4.000 títulos, entre ellos los 22 de la serie "James Bond" y las sagas de la "Pantera Rosa" o "Rocky".