"No tiene nada de malo, todos nos tocamos"

A Nacho, uno de los fieles compañeros de Fort, lo engañaron cuando era joven y aceptó una propuesta indecente.

Uno de los tantos muchachos que acompaña a Ricardo Fort a donde vaya, fue engañado por unos supuestos directores de cine porno.

La cosa es así. El joven, oriundo de Bahía Blanca, llegó a Capital Federal con la ilusión de triunfar y de hacerse un nombre en los medios. Parece que la billetera la tenía bien flaca y estaba dispuesto a aceptar cualquier propuesta.

Al gato de Fort le propusieron masturbarse frente a una cámara para una página web internacional. Pero lo que no sabe este muchacho es que Internet no tiene límites. La panelista de Infama, muy inteligente, le aclaró la situación: "Internet no tiene afuera, Internet es público".

La historia tiene un final no muy feliz. El video fue exhibido en un sitio porno gay y el joven inició acciones legales contra los impostores.

Para cerrar, el joven dijo que "no lo volvería a hacer, aunque no tiene nada de malo, todos nos tocamos".

Las mejores fotos de Ricardo Fort las encontras en Fans de Fort