Valeria Mazza es humana: "Me encanta ir al supermercado"

Pasaron casi siete años desde la última incursión de Valeria Mazza en la televisión argentina y ese derrame glamoroso que era Esta noche invito yo. Si el deseo televisivo era proponerla como la sucesora natural de Susana Giménez, el traspié le sirvió, al menos, para aprender un poco más sobre ponerse frente a un programa de televisión. Ya había pasado por Italia, España y demás, pero, dice, ella construyó su carrera de dos décadas sumando millas de ida y de vuelta. Proyecto Co-Creations, el reality de peluquería que estrena mañana a la medianoche por Telefé es, entonces, su vuelta a la televisión argentina.

"Este proyecto me cerraba por todos lados", dice recién sentada en un sillón en el primer piso de una peluquería del DF. Por la ventana se ve la versión chilanga de nuestra Avenida Alvear y por al lado pasan técnicos recogiendo cables y eminencias del mundo piloso. Valeria acaba de grabar su participación en la final del programa que busca a la nueva gran promesa entre siete exponentes del estilismo latinoamericano. ¿Algo así como un Proyect Runway pero hombros arriba? "Sí, algo así. Me encanta Proyect Runway, pero no es que estuve estudiando a Heidi Klum", dice Valeria.

El reality sigue vivo. "La palabra reality. Mmm... Depende por dónde se la mire. Me gusta cuando tiene un fin, cuando sirve para algo. El reality Gran Hermano que tiene gente que está 24 horas en una casa rascándose el ombligo, no me gusta. Me gusta Operación Triunfo, donde los participantes pueden aprender, pueden mejorar, y donde están ahí por algo. Acá son profesionales y la idea es que puedan demostrar todas las capacidades que tienen, ponerlos a prueba y que aprendan de los expertos. Y, bueno, me parece que está dentro del mundo de la moda, que es lo mío. Me encanta que no sea sólo para Argentina, sino para toda Latinoamérica".

Esta noche invito yo salió al aire a fines de octubre de 2003 y, dice, recibió algunas propuestas posteriores, pero las declinó. "La televisión es un medio carnívoro. La siento como un medio muy agresivo. Y la verdad es que no tengo ganas de sentirme tan expuesta, y en el medio de esa pelea minuto a minuto. No tengo ganas de eso. Por eso decidí mantenerme en lo mío, haciendo otras cosas, como este programa. Igual, la televisión de aire siempre está".

En su momento fuiste muy criticada.

No sé. Para mí fue una experiencia diferente. Fue la primera vez que hice televisión en la Argentina, porque había hecho televisión desde el 96, cuando estuve en el Festival de San Remo. Después hice Fashion MTV para toda Latinoamérica. Hice televisión en España, en Milán. Tenía ganas de hacer tele en Argentina y armamos Esta noche invito yo. A mí me gustó mucho hacerlo, me divertí, y creo que en la vida son todas experiencias. Obviamente que una no nace sabiendo nada y una va sumando...

Ya se te vendía como "la próxima Susana Giménez".

Yo no creo en esas cosas. Tiene que ver con eso que te decía de lo salvaje que puede ser el mundo de la tele. Que, en definitiva, tampoco me sorprende mucho porque, en realidad, creo que la competencia fuerte está en todos lados, en el mundo de la moda también. Lo que pasa es que en la tele estás tan expuesto que todo queda muy en evidencia. Lo que me queda en el recuerdo es una buena experiencia. Planeamos cuatro programas, hicimos cuatro programas y ya está.

Tras Esta noche... se resguardó en su familia. "Me volví a embarazar, je", dice y agrega que aunque la profesión implica que un fotógrafo insista con el elogio y que la maquilladora se maraville con la piel, los problemas son reales. "Esos problemas van más allá de si estoy linda. Sé correrme y tengo algunos temitas: tengo hijos con todo lo que eso implica. Recién estaba grabando un copete, es mi hijo que quiere ir a jugar a la casa de un amigo, entonces me pide permiso y... ¿Entendés? Siempre tuve la necesidad o la inquietud de vivir ese mundo real".

No te veo haciendo tareas de ama de casa.

A mí me encanta ir al supermercado, me gusta cocinar, me gusta ordenar. Mi casa la manejo yo, ¿quién la va a manejar?

La mucama.

Obviamente tengo gente que me ayuda, tengo niñera, todo, pero no por eso la responsabilidad de tus hijos se la vas a pasar a otro.

Hay dos tipos de personas: los que tienen un trabajo y los que son una pyme unipersonal. ¿Vos qué sos?

Empecé como empiezan un montón de modelos: te descubren. De chica no soñaba con hacer esto, con lo cual no estaba buscando ser modelo. La profesión me encontró a mí y me gustó. Empecé a trabajar y me di cuenta de que de esto podía hacer una profesión, y por eso me fui a trabajar afuera. Y después, obviamente, la carrera de modelo tiene un tiempo bastante limitado, como la de un deportista. De a poco fui abriendo nuevas puertas con las posibilidades que me dio haber hecho la carrera que hice y tener un nombre. Hoy, creo que la mayoría de las cosas las genero yo.

Entonces te convertiste en una empresa.

Y... sí, ya soy una empresa.