¿La próxima amenaza sexual?

Algunos científicos piensan que una versión incurable de la gonorrea se convertirá en la próxima amenaza mortal de transmisión sexual

Parece que hemos creado un superbicho. Así dicen los científicos. Es que la gonorrea había dejado de ser una amenaza desde que se inventó la penicilina. Ustedes saben, un antibiótico y listo, chau gonorrea. Pero las épocas cambiaron y la bacteria de la gonorrea fue mutando y fue haciéndose resistente a los antibióticos que la mataban. Así llegamos al día de hoy: parece que ya no se muere tan fácilmente.

Parece que dentro de no mucho tiempo tendremos que enfrentar a esa poderosa edición de la gonorrea resistente a los antibióticos, potencialmente mortal. Así lo dijo Catherine Ison, directora de la sección de bacterias de transmisión sexual de la Agencia de Protección de la salud del Reino Unido.

En los últimos años los antibióticos que normalmente se usaban fueron perdiendo su eficacia y sólo uno quedó en pie. Pero ahora algunas todavía extrañas mutaciones de la gonorrea están volviéndose resistentes a ese único antibiótico que quedaba. "Si este problema no es agendado, hay una posibilidad muy real de que la gonorrea se convierta en una infección muy difícil de tratar", dijo esta señorita del Reino Unido.

Ustedes dirán que ya nadie se contagia gonorrea, pero parece que es la segunda enfermedad infecciosa más común en Estados Unidos. En 2008 hubo más de 330 mil casos declarados por lo que cabe pensar que fueron muchos más. Y este año esperan unos 700 mil infectados.

La buena noticia es que la gonorrea no tiene el milagroso don de mutar en cinco minutos. Es un proceso gradual. Lo que se hace mientras tanto, es aumentar las dosis de antibiótico para matar al bicho que antes moría con dosis más pequeñas, y eso sirve para ganar tiempo. Mientras tanto esperaremos a que algún científico iluminado encuentre un nuevo antibiótico, que la mate bien muerta.

¡Los espero en Facebook!

Fuente: MSNBC