Susana Giménez llegó a un acuerdo con Caras y Caretas de Uruguay

La diva había demandado a la revista por 300 mil dólares porque una nota la vinculaba al narcotráfico y lavado de dinero. Ahora, las cosas pudieron resolverse.
Por suerte y después de pasar unos cuantos malos momentos, Susana Giménez llegó a un acuerdo con la revista uruguaya Caras y Caretas, a la había demandado por 300.000 dólares por haberla vinculado al narcotráfico y lavado de dinero.

La diva se presentó en un juzgado de Montevideo y al salir, junto a su abogado -Pablo Correa- sólo informó que habían llegado aun acuerdo.

Al respecto, Raúl Oxandabarat, vocero del Poder Judicial, informó en un comunicado que la jueza Martha Alves De Simas "homologó el acuerdo" alcanzado entre las partes, por cuyos términos "las partes desisten del proceso judicial iniciado y se retractan, cada una, de todas las expresiones que pudieran haber afectado a la otra, quedando realizadas en el ámbito judicial las aclaraciones del caso".

En el 2009, publicó informes en los que señalaba que Su había sido parte, junto con su ex pareja uruguaya Jorge Rama, de la compra de varios futbolistas juveniles de Nacional, y que era investigada por la justicia uruguaya, la DEA (Agencia antidrogas de EEUU) y la Administración Federal de Ingresos Públicos de Argentina (AFIP).

En la conciliación, la parte demandada reconoció que Susana Giménez "no participó" en la compra de los jugadores de fútbol Santiago García, Facundo Píriz, Máximo Calzada y Alvaro Nicolás Lodeiro, y que "no tuvo ni tiene vínculo alguno con el Club Nacional de Fútbol y/o sus dirigentes, ni con las personas jurídicas y/o físicas, que habrían comprado los derechos de marras".

Por otra parte, y como si se tratara de una visita al teatro o alguna aparición pública, la presencia de Susana en el juzgado se realizó en medio de los gritos de sus fans.