No dejo a mi novia porque tiene plata

En Arreglacorazones de hoy, Leandro tiene un problema: si se separa, cree que pierde los grandes placeres materiales de la vida... ¿Qué hace?
A ver si sus sabias palabras pueden allanarme el camino... Siempre fui muy independiente y con un trabajo sencillo que me permitía darme pequeños gustos porque siempre me banqué solito.
 
Hace dos años conocí a Amanda, no sólo hermosa y llamativa, sino de una posición económica muy sólida. Ella tiene cinco años más que yo.

A los tres meses, estábamos viviendo en su casa. La relación iba viento en popa y, como yo alquilaba y ella vivía en una casa grande y espaciosa, decidimos convivir. Hoy, casi dos años después de convivencia, siento que algo se apagó.


Seguí la historia en Arreglacorazones!