El príncipe Enrique gastó 11 mil euros en champagne y ¡en cuatro horas!

Un vueltito. Invitó a amigos y desconocidos para relajarse tras un entrenamiento como piloto de helicópteros, según la prensa británica. La reina furiosa.
La reina de Inglaterra está muy enojada con su nieto. Y es que el príncipe Enrique no tuvo mejor idea que salir y gastar en sólo cuatro horas 11 mil euros en champagne. Eso sí, no es que Isabel está furiosa porque el chico invitó a sus amigos y a todo aquel que estaba en el bar a tomar gratis. No, no. Lo que le molestó a la señora es que el retoño ande haciendo alarde de la fortuna familiar en plena crisis.

Según el diario británico "The Sun", el príncipe Enrique de Inglaterra compró semejante cantidad de alcohol para relajarse con amigos después de un intenso entrenamiento como piloto de helicópteros.

"Debió tener quince botellas de champán Moet y Laurent Perrier en la mesa y calculo que desembolsó más del doble de esa cantidad para otra gente, fue realmente generoso", dijo Mustafa Ahmed, miembro del club Boujis de Londres.

"Las botellas cuestan 200 libras (unos 222 euros) cada una, pero él no hacía más que ordenar más. Debió pagar unas 10.000 libras (11 euros) en unas cuatro horas", agregó.

Según el periódico sensacionalista, la Familia Real está preocupada por este derroche de dinero y la reina Isabel II pidió a sus familiares que eviten ostentar la riqueza en la actual situación económica británica.