Videochats al azar

Puede ser divertido, porque podés conocer gente nueva. Incluso a tu media naranja. Pero que quede claro: hablar con extraños es una práctica riesgosa.
Desde sus comienzos, la Web es un gran sistema de comunicación. Las conexiones entre computadoras de todo el mundo evolucionaron con sistemas como el correo electrónico, el Chat, los mensajeros instantáneos, las redes sociales y, lo que nos ocupa en esta nota, los videochats.

La aparición de las webcams posibilitó ver a la otra persona con la que se estaba chateando, verdadera revolución hace bastante más de una década, lo que traía a la realidad las videollamadas tan mentadas en las historias y películas de ciencia ficción.

Las primeras imágenes, pixeladas y con un retraso leve pero distinguible con la voz, fueron mejorando al nivel de mostrar ahora imágenes muy nítidas y una sorprendente calidad de sonido, perfectamente sincronizado.

Pero ahora, en la época en donde las redes sociales permiten conocer gente nueva todo el tiempo, surgen los servicios que ofrecen realizar videochats al azar. Es decir, establecer una comunicación entre dos personas suscriptas a un mismo servicio, pero en forma aleatoria y sin que hayan pedido nada.

Es simple, sólo hay que suscribirse, escribir el nombre de usuario y contraseña y listo, ya se podrá empezar a chatear. Es posible encontrar muchas sorpresas. Buenas y malas, claro.

Si no gusta una persona, siempre será posible desconectarse al toque. También hay que tener cuidado, porque nunca se puede saber quien está del otro lado, ni con qué fines.

Estos son algunos de esos servicios que, en general, lo único que requieren son una webcam y tal vez un micrófono:


- Chatroulette
Creado por un adolescente ruso de 17 años, es un sitio en dónde sólo hay que oprimir el botón "Start Game" para arrancar. Hay reglas básicas (no se pueden mostrar desnudos, hay que ser mayor de 16 años) que, en definitiva, sólo son controladas por los mismos usuarios. El botón Next sirve para cambiar de usuario, en cuanto uno se haya aburrido de la otra persona o simplemente no quiera verla más.

- Camcite
Además de conectar gente desconocida al videochat, también permite conectarse con gente de la propia ciudad donde se reside. Trae un Chat general, la posibilidad de enviar mensajes y de conectarse vía cuenta de Facebook.

- Blimko
Una de las diferencias con otros videochats es que se puede establecer el sexo del usuario e indicar el de la persona con la que se desea chatear. Asimismo, trae una zona roja, donde es posible hablar sin tapujos sobre sexo.

- Head to head
Trae un botón para "encontrar a un extraño", que lleva a tener una comunicación al azar. También trae otro para desconectarse fácilmente. No hace falta ni suscribirse.

- Serendipitous Chat
Permite empezar a chatear, pero para hacer videochat hay que suscribirse. Como otra opción, permite hacer Chat vía Twitter.

- CanStumble
Otra opción que no requiere registración. Audio, video y Chat en vivo. Trae Chat rooms para buscar grupos que correspondan con ciertas preferencias. También trae su zona roja.

- Zupyo
Directo, sin muchas vueltas, pero con una vuelta de tuerca: conecta gente a través de palabras clave, como si fueran hashtags de Twitter, para identificar a aquellos con ciertos intereses en común.