Los hombres no se enamoran de mí

En Arreglacorazones de hoy, Elisa cree que el mundo "optimista" y los muchachos están en su contra. ¿Qué le pasa? 

Me llamo Elisa y he vivido una vida bastante triste. Con momentitos de felicidad aquí y allá. Resulta que me siento muy sola. No es que no tenga gente buena a mi lado. Es la peor de las soledades, la que se sufre estando acompañada. Hace unas semanas corté con una persona que, pensaba, entendía un poco el barro del que estoy hecha. Creí que alguien había visto más profundamente dentro de mí y decía que entendía mi mirada tristeza y que adoraba la forma en la que yo luchaba para que esto no se note.

Es cierto que hoy se compra alegría, buen humor, divertimento, energía positiva, porque tememos a la tristeza. Si nos falta alegría, mejor tener una chica divertida y llena de entusiasmo que alguien que nos cueste trabajo entender. Lo que me pasa, es que me cuesta conocer hombres que tengan ganas de tomarse el trabajo de conocer en profundidad el alma de la otra persona. Entonces, trato de adaptarme a esta época y mostrar al principio todo lo que vende mejor y lo que a ellos engancha, no sin antes dejarles en claro que yo soy más que eso.

Seguí en Arreglacorazones!