Me encanta tu escote virtual

Hasta cuando la mujer es un avatar, los hombres las eligen por las apariencias, dice una investigación. Nuevas realidades, viejas costumbres...
Cabría pensar que cuando nos sumergimos en mundos virtuales en los que los participantes tienen la oportunidad de crear su propio personaje como más les guste, no caemos en la tontera de elegir pareja de acuerdo a la belleza de un dibujito. Pero sí. Al menos los hombres siguen mirando lo que miran en una mujer de carne y hueso, aunque se trate de un avatar.

Parece que los varones no lo pueden evitar. Es una de esas cosas que están en su naturaleza. Parece que cada vez más la gente se acostumbra a ver dibujitos, robotitos y cositas por el estilo. Y cada vez las mira con más naturalidad... y cariño.

Por mucho que el hombre sepa que es un dibujo, no puede evitar inclinarse a elegir aquellos que le parezcan más sensuales. Fue el resultado de un estudio complicadísimo de la Universidad de Indianápolis, que no viene al caso explicar. Lo cierto es que a las mujeres les pasa en menor medida.

Lo más raro del asunto no es que cada vez más gente ande enamorándose de algún dibujo animado como si fuera lo más razonable, si no que ya dejemos de sorprendernos de saber que un escote virtual tira más que una yunta de bueyes. ¿O vienen enamorados de Minnie Mouse desde 1930 y nunca dijeron nada?

¡Los espero en Facebook!