Marcelo Tinelli siguió su cumple en Punta

"A los 50 me siento un hombre completo", confesó Marcelo Tinelli, tras haber festejado su medio siglo con una fiesta multitudinaria, que brindó para su gente en un galpón de La Boca.

Y al día siguiente decidió continuar con el festejo, viajando a Punta del Este junto a sus hijos y sus amigos Federico Ribero, Hernán Laurente y Leo Mateu en un avión privado.

Luego todos se alojaron en la chacra de la zona de "La Boyita", donde pasaron tres días inolvidables a pleno sol, pizzas hechas en el horno de barro, caipiroskas, buen vino tinto y, sobre todo, partidos de fútbol organizados en su cancha.

Así pasaron los días de semana santa y el domingo pascual, tiempo en el que el conductor de "ShowMatch" rememoró todo lo vivido en su festejo de cumpleaños.

Ese día Marcelo, como buen anfitrión, llegó una hora y media antes que sus invitados, acompañado por Federico Hoppe: "Invité a los amigos de toda una vida; quiero verlos y abrazarlos uno por uno", dijo al ingresar.

Y también uno a uno fueron llegando sus compañeros de trabajo, amigos y familiares, muchos de ellos famosos: Adrián Suar, Pablo Codevilla, Guillermo Francella, y Nicolás Repetto, entre otros.

Fue una velada divertida y emotiva, tanto que Marcelo la define como "la mejor de su vida".