Se suicidó la ex manager de Madonna

La mujer apareció muerta en su casa. Además de la Reina del pop, también trabajó con Ricky Martin, Jessica Simpson y Joss Stone.

La ex manager de Madonna, Caresse Henry, tenía 44 años y apareció muerta en su casa de California. Aunque las características de su muerte están todavía bajo instrucción judicial, la policía confirmó que la mujer se suicidó de un disparo en su propia casa.

Henry manejó la carrera de Madonna entre 1991 y 2004, momento en el que las diferencias entre ellas provocó que cada una siguiera su camino y, luego, trabajó para otros artistas como Ricky Martin, Jessica Simpson y Joss Stone, entre otros.

El cantante Jimmy Demers, amigo de Caresse Henry, habló con el Huffington Post y dijo que la noticia lo golpeó "como un montón de ladrillos". "No estoy seguro de qué le llevó a ese momento de desesperanza, y no estoy seguro de que se pudiera haber hecho algo por salvarla", agregó.

Fuentes cercanas a Caresse Henry indicaron que dejó de trabajar con la Reina del pop porque no le gustaba el rumbo musical que había tomado, además de que Madonna era "una jefa muy exigente".