Un spa para tu... ejhem...

Phit es un centro integral para el tratamiento de la vagina. Sí todo un lugar dedicado a ejercitar, cuidar y embellecer ¡vaginas!

Parece que no podremos dejar de sorprendernos. Cuando creíamos que ya había de todo, inventan algo más. Ahora me entero de que en Nueva York acaban de darle la última vuelta de tuerca al spa. Uno dedicado a la vagina. Se llama Phit (por the perfect phit, que vendría a ser algo así como el calce perfecto). Ejercicios, tratamientos de belleza y no sé qué cosas más: todo para la vagina.

La fundadora es una ginecóloga, Lauri Romanzi, que en algún momento se especializó en cirugías de reconstrucción vaginal. Así que le vio la veta al asunto. Hay mujeres preocupadas por sus vaginas y ninguna respuesta. Hasta que apareció Phit, por supuesto.

Ojo, Phit no es para nada chabacano. "Ponerse en forma de adentro hacia fuera" es una de sus frases de cabecera. No andan diciendo "vagina" por ahí. Cuando una mujer llega a requerir sus servicios, Lauri la examina para determinar si sus músculos vaginales están débiles o fuertes. Y luego les indica un personal training para sus chuchis. No es nada extraño en realidad, les recomienda hacer los famosos ejercicios Kegel.

Pero también ofrecen tratamientos para la piel: para que esté más suave, firme ¡y no tenga arrugas! Así que ofrecen tratamientos no invasivos con crema y tecnología láser. Por supuesto, ahí también se puede conseguir una depilación definitiva de excelencia.

Los médicos en general reconocen la gran utilidad de los ejercicios Kegel cuando hay cierta laxitud en los músculos de la vagina. Específicamente para esos casos. Sin embargo Lauri Romanzi piensa que todas las mujeres pueden beneficiarse con ellos: "si votás y tenés una vagina, tenés que hacer esto", dice, "es el hilo dental del fitness femenino". Ejem. A mí me parece que "hilo dental" y "vagina" no son cosas que combinen bien...

Pero ahora sépanlo, mujeres: no están haciendo un trabajo completo en el gimnasio.

¡Los espero en Facebook!