Usan un patito gigante para protestar contra la regulación de Internet

"No pagaremos el pato de una industria que no quiere reconvertirse ", dijo el actor-provocador Leo Bassi para defender la libertad en Internet.
Con cuatro patito gigantes de unos tres metros de diámetro, el martes pasado, el cómico italiano Leo Bassi escenificó su rechazo a la regulación de Internet y dijo que "el pato representa la patología que es intentar regular el espacio de libertad que siempre ha sido Internet".

En el marco del Foro Europeo de Industrias Culturales que se está realizando estos días en Barcelona, Leo Bassi participó en una movilización de la Plataforma Red Sostenible en el Fossar de les Moreres para manifestarse en contra de la regularización de Internet y los contenidos accesibles meditante un pago.

El actor italiano dijo que "la democracia no puede funcionar si no hay una libertad de información" y que esa libertad ya existe gracias a Internet y que hay que mantenerla porque "no se puede parar la historia".

Por su parte, Maddish Falzoni de la Plataforma Red Sostenible, denunció que en el Foro Europeo "no hay ningún representante de la comunidad creativa" y que, en cambio, sí están presentes representantes de "multinacionales y lobbies". Además, dijo que los ministros defienden en el Foro "los intereses de los lobbies para ejercer un control de Internet que los creadores y los ciudadanos no están dispuestos a aceptar".

Por cierto, muy ingenioso lo del pato. Aunque quizás, dentro de un tiempo, la gente recuerde sólo eso: el simpático patito gigante.