Susana Giménez alquiló un "eleva inodoro" y lo mostraron en TV

Aunque muchos crean que Susana Giménez es una diosa del Olimpo, en realidad es humana. Y en Infama se lo demostraron con imágenes del "Eleva Inodoro" que alquiló.

Hace unos días, Susana Giménez se operó de la cadera, y como todo aquel que se somete a una intervención quirúrgica de este tipo, hay que soportar la recuperación. Para facilitar un poco su rehabilitación, Susana Giménez alquiló en una casa de ortopedia un "Eleva Inodoro", un aparato que le facilitará ir al baño.

Pese a que no hay nada de malo con el "Eleva Inodoro", hay que admitir que ese tipo de aparato pertenece a la intimidad más pura de uno mismo, mucho más con Susana Giménez, que más de uno debe creer que no hace ni del número 1 ni del número 2.

La intimidad de Susana no se hubiera visto vulnerada si no fuera por culpa de las cámaras de Infama y del dueño de la casa de ortopedia que se puso a explicar en la vereda cómo usar el aparato que la ayudará a Susana a posar la cola en el inodoro.

En un principio, el productor de Infama pensó que el aparato era una camilla desmontada, pero el encargado de entregar el artilugio lo sacó de su error y explicó con lujos de detalles cómo Susana va a utilizar el aparato.

Por suerte, una de las empleadas de Susana lo atendió antes de que siga hablando y si el delivery de "Eleva inodoro" tenía un ápice de esperanza en conocer a "la diva de los teléfonos", se quedó con las ganas, ya que antes de que cruce el umbral de la puerta lo pararon en seco y lo dejaron afuera, avergonzándolo inclusive ante la misma cámara que minutos antes lo había captado contando todo con lujos de detalles.