Sexo en la primera cita ¿sí o no?

¿Existe la regla que dice que no hay que concretar en el primer encuentro? Pues aquí van algunas buenas razones para no hacerle caso.

Ya somos gente grande. Si tenemos sexo, es porque de una manera u otra, hacemos lo que queremos y nos hacemos responsables de lo que hacemos. El sexo es efectivamente una forma de decretar la mayoría de edad. Entonces ¿quién puede venir a decirnos cómo, cuándo y con quién tener sexo? ¿de dónde salió esa regla que dice que mejor no tener sexo en la primera cita: sobre todo si querés que el varón piense que sos una chica "para tomar en serio".

Entiendo que algunas mujeres prefieren darse un tiempito antes de quitarse la ropa, pero porque respetan sus propios ritmos. No lo hacen hasta que se sienten cómodas. Eso es irreprochable. Pero me parece una lástima que algunas damas decidan no ir a la cama si en realidad quieren hacerlo para que el muchacho no vaya a pensar que ellas son "fáciles", por usar una palabra elegante.

Si un señor o señorito piensa que la mujer que se acuesta con él de buenas a primeras es una mujer a la que no se debe tomar seriamente, bueno, ese muchacho, me parece a mí, no vale la pena. Es un hombre que mejor descartar.

Por otra parte, a veces no hay segundas oportunidades. La vida pasa rapidito. A lo mejor ves a alguien en un bar que te quiebra el alma en dos de emoción. Tal vez tenés la buena fortuna de acercarte a él, de que pase algo, de que ese algo termine en la cama. ¿Te jugas la carta haciéndote la difícil? Probablemente no vuelvas a verlo... ¿No es una pena?

Obviamente, cada tanto las mujeres queremos tener sexo y nada más. Varones, ténganlo presente. No todas andamos buscando un pasaporte hacia la formalidad.

A veces en la cama se revelan verdades inesperadas. Por ahí lo que parecía ser una relación prometedora se desinfla entre sábanas en las que no se enciende ninguna llama. O al revés: una noche de pasión efervescente te cambia la vida para siempre...

Mi voto es: no se la pierdan.

¡Los espero en Facebook!