Calle 13 tocó en Cuba

Los puertorriqueños reunieron a más de 200 mil personas en el Malecón habanero. Música, política y todo lo demás.

Una multitud de cubanos, en su inmensa mayoría jóvenes, bailó hoy al ritmo del dúo puertorriqueño Calle 13, en un concierto gratuito frente a la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana no exento de alusiones políticas.

"¡Brincando, Cuba! ­ ¡Vamos a demostrarle al mundo que Cuba está viva! ­¡Brincando, Cuba!", gritó René Pérez, alias "Residente", al abrir el concierto de unas dos horas de duración sobre el escenario de la Tribuna Antiimperialista en el Malecón habanero, lugar acostumbrado de concentraciones políticas y musicales. "Vamos a hablar de sexo, de religión de política."

Según estimaciones de medios cubanos, "Residente" y Eduardo Cabra "Visitante" lograron congregar a más de 200.000 personas –la televisión habló incluso de casi medio millón- en el único concierto de su visita a la isla, apenas dos días antes de otra actuación prevista para el jueves en Miami, principal bastión del exilio cubano.

Entre el público se veían banderas de Cuba y Puerto Rico, así como paraguas y sombrillas contra el sol que todavía deslumbraba al inicio del recital, en torno a las 18:00 hora local. También había carteles que exigían la independencia de Puerto Rico, un Estado Libre Asociado de Estados Unidos.

Entre los éxitos que tocaron se encuentran "No hay nadie como tú", "Cumbia de los aburridos", "Se vale todo", "La Jirafa" o "Atrévete". Al interpretar su tema "Querido FBI", René "Residente" se lo dedicó entre otros "al edificio que está aquí atrás", en referencia a la representación diplomática estadounidense, además de al líder independentista boricua Filiberto Ojeda, muerto en 2005 a manos de policías federales y que sus seguidores consideran que fue asesinado por motivos políticos.

"Residente" ofreció gran parte del concierto con su torso al descubierto, mientras que "Visitante" vistió una camiseta con la foto de Carlos Muñiz Varela, cubano que emigró a Puerto Rico y, según las autoridades cubanas, fue asesinado en 1979 por el extinto grupo paramilitar del exilio cubano "Omega 7".

La agencia oficial cubana AIN calificó el recital de "memorable" y consideró que "si algo demostraron los integrantes de CALLE 13 es la capacidad de inclusión, de canto a la diversidad y de denuncia de los males que atormentan a las personas de a pie, aquí en Latinoamérica y en todo el mundo".

Los CALLE 13 estuvieron precedidos en el escenario por Kelvis Ochoa, uno de los músicos cubanos más populares entre la juventud de la isla y que ha estado acompañando al dúo de música urbana desde su llegada a la isla el domingo.

Su viaje a Cuba se produjo tras varios intentos fallidos en los últimos dos años, el último de ellos en diciembre, al no haber recibido una autorización de viaje de Estados Unidos, necesaria en vista de que en el territorio de Puerto Rico rigen todas las medidas del embargo económico, comercial y financiero a Cuba.

En Miami, CALLE 13 actuará en el Miami Arena. En una conferencia de prensa, "Residente" dijo no temer a las críticas que su actuación en Cuba pueda generar por parte de exiliados cubanos en esa ciudad de Florida y animó por el contrario a otros artistas a seguir su ejemplo y actuar en la isla.

Durante su visita a Cuba, "Residente" y "Visitante" mantuvieron en la tarde del lunes un encuentro con artistas jóvenes en la Casa de las Américas y posteriormente conversaron también con los familiares de cinco agentes cubanos encarcelados desde hace más de una década en Estados Unidos y que las autoridades cubanas consideran "héroes" y "presos políticos".

En su canal en la red social Twitter, el dúo puertorriqueño colgó además una fotografía con un integrante de Los Aldeanos. El grupo de hip hop cubano arremete en sus letras contra el sistema político y social de la isla sin dejar afuera a sus líderes, algo por lo que ha sido calificado recientemente de "contrarrevolucionario" y "panfletario" por medios oficiales.