Sandra Bullock, humillada

Jesse James, el marido de la actriz, la habría engañado y ahora... ¡Salieron a hablar las amantes!
Como ya te contamos Jesse James se culpó, aunque no reconoció que engañó a Sandra Bullock. Pero ahora, aunque el empresario no quiere que involucren a la bella ganadora del Oscar, salieron a hablar las "amantes".

"Los Angeles Times", además, como si fuera poco, cita a una revista que asegura que James es un asiduo a las páginas de contactos de Internet, en las que suele buscar "chicas tatuadas, de pechos grandes y que estén buenas", a quienes invita a su tienda de West Choppers en Long Beach. De hecho, el periódico agrega que las infidelidades del empresario son un secreto ampliamente conocido entre sus empleados.

La revista People también se suma a las especulaciones con respecto a nuevas supuestas amantes de James. La publicación menciona a Melissa Smith, otra stripper supertatuada de 35 años que ha contado al tabloide "The Star" una historia muy parecida a la de McGee. Según ella, su affaire también duró varios meses y transcurrió mientras James estaba casado con Bullock.

La página de famosos TMZ, que ya ha entrevistado a tres supuestas amantes más, va más allá y asegura que los deslices del marido de la recientemente oscarizada actriz han tenido incluso consecuencias legales. Según el portal, James pagó más de 700.000 dólares en 2007 (dos años después de su boda con Bullock) a una alta ejecutiva de su empresa que lo amenazó con denunciarlo por acoso sexual. Como llegaron a aquel millonario acuerdo, la demanda se archivó.

A finales de la semana pasada, poco después de saltar el escándalo a las principales portadas, Jesse James envió un comunicado a la revista People en el que, a pesar de que no desmentía ni confirmaba las declaraciones de McGee, admitía su culpa en todo lo que estaba enfrentando su familia.

Sandra Bullock abandonó el lunes de la semana pasada la casa de Los Ángeles que compartía con James y pasó estos últimos días en Austin, Texas, donde vive su hermana. Pero la actriz fue fotografiada el miércoles de vuelta en California, en compañía de sus tres hijos, que se quedaron en la casa de su padre, pero Bullock no volvió con ellos.