Verdades y mentiras sobre el orgasmo

Se acaba de publicar un libro que refuta mitos y avala verdades sobre el orgasmo. Lo firman y afirman científicos reconocidos.
Nunca es tarde para saber que no te las sabes todas. The Orgasm Answer Guide viene a aclarar un poco el panorama. Los autores son científicos: Barry Komisaruk, Beverly Whipple, Sara Nasserzadeh y Carlos Beyer-Flores. Por ejemplo, dicen que:

Es cierto que tener orgasmos frecuentemente te alarga la vida. Para los varones además reduce las posibilidades de tener cáncer de próstata.

El líquido preseminal no contiene espermatozoides. Eso quiere decir que no es posible embarazar a una mujer a menos que efectivamente se produzca la eyaculación sin protección. Parece que el viejo método de acabar afuera no era tan inseguro como se pensaba. Por lo menos, es lo que dice este libro...

El orgasmo femenino no es pis: "el fluido de la eyaculación femenina se parece a leche descremada diluida y tiene un sabor dulce. La cantidad puede parecer mucha durante el orgasmo, pero difícilmente sea más que lo que contiene una cucharita de té", explican los autores.

Sustancias como la cocaína pueden aumentar la sensación del orgasmo, pero los psicofármacos tienen efectos trágicos sobre el orgasmo y la sexualidad en general.

Si una mujer no logra tener orgasmos, está bien recomendarle que vaya a un sexólogo. Una de las estrategias que estos usan es hacer que la dama se masturbe y de esta manera averigüe qué es lo que funciona para ella y que luego pueda transmitírselo a su pareja. La comunicación en estos casos resulta fundamental y a veces también son necesarios los juguetes... Atención a esto: "despacio y con tranquilidad es la fórmula para lograr el orgasmo femenino. Tratar de empezar por penetrar a la mujer antes de ningún juego, es como intentar hacer arrancar un auto en quinta", dicen los científicos.

Piolas los científicos ¿no?

¡Los espero en Facebook!