Sean Penn reconstruye Haití con sus manos

Sean Penn es uno de los pocos actores que se involucra con el terremoto de Haití en primera persona. Se instaló en la isla y no piensa abandonarla hasta abril.

El actor, que sólo abandonó la isla en contadas ocasiones desde el terremoto -para llevar a cabo reuniones en Estados Unidos que tienen que ver con la reconstrucción y para presentar el Oscar a la mejor actriz- declaró su intención de quedarse en Haití por lo menos hasta mediados de abril.

"Esta gente no tendrá adónde ir cuando llegue la temporada lluviosa", comentó Penn. "Los esfuerzos que hemos visto han sido extraordinarios, pero aún es poco. Esta situación es imposible", relató al referirse al estado en el que quedó Haití tras el seísmo que mató a una cifra estimada en 230.000 personas y dejó sin hogar a más casi un millón y medio.

El actor de 49 años formó en la isla una asociación, la Jenkins-Penn Haiti Relief Organization, que se encarga de suministrar provisiones a un campamento en donde se refugian poco más de 45.000 personas. Allí, Penn trabaja mano a mano con otros voluntarios que proveen a los haitianos con medicinas, filtros para el agua y comida. El domingo abrieron una clínica para madres y víctimas de la creciente epidemia de agresiones sexuales que asalta la isla.

"Mientras el campamento está aquí, aquí nos quedaremos. Cuando ya no lo esté, entonces tendremos que irnos a algún sitio donde seamos accesibles para la gente", concuyó el actor.