¡Otra vez sopa! Nuevo escándalo con CQC

Mostraron en cámara cuando un cura entraba a un telo con un chico. Pero, en realidad, era una cámara oculta.

En Caiga quien Caiga (Telefé) quisieron hacer algo "original" y les salió bastante mal. Por eso la producción del programa tuvo que dar bastantes explicaciones.

Y es que en la última emisión de Caiga Quien Caiga mostraron a un hombre disfrazado de cura que se presentó en un hotel alojamiento de Rosario con un menor y mientras que para ellos fue parte de una cámara oculta para "ver cómo reacciona la gente ante estas situaciones", para el resto se convirtió en, claro, un informe de muy mal gusto.

En el episodio, grabado el domingo en un hotel alojamiento ubicado en la calle San Luis, un hombre vestido de sacerdote se presentó con un menor de 8 años y pidió una habitación matrimonial y una caja de preservativos.

Según informó la producción del programa de Telefe, el testeo fue realizado en cinco hoteles de Buenos Aires y en cinco de Rosario, y sólo en un par les impidieron el ingreso.

"La idea no era generar una noticia falsa, sino comprobar la reacción de los dueños o los conserjes de los hoteles cuando se presenta una situación de este tipo", explicó Ernesto Cune, productor ejecutivo de Cuatro Cabezas, en diálogo con Rosario3.com.

De hecho, la cosa no terminó ahí. Se empezó una investigación judicial luego de que uno de los encargados del hotel llamara al 911 para denunciar la situación.

Al respecto, Cune deslizó: "Quizás deberíamos haber regresado al rato o comunicarnos durante el día con todos los que se vieron involucrados, además de la Policía, para que no se produzca esta confusión no deseada por nosotros". Un poco tarde la autocrítica, ¿no?