A falta de cámaras, cualquier título es bueno

Fernanda Vives fue invitada a "Mañaneras" y opinó de todo. "Me haría otra cirugía si me siento fea", disparó la ex de la Tota Santillán.

Saltó a la fama por ser la novia de la Tota Santillán y nunca pudo sacarse de encima ese rótulo. Deambuló por obras de teatro, participó de algunos certámenes de "Showmatch", pero siguió siendo Fernanda Vives, la ex del bailantero.

Para colmo, a fines del año pasado se fue a vivir a Perú y estuvo unos cuantos meses sin que la prensa argentina supiera algo de ella. Pero hace un tiempito volvió y desde ese entonces se dedica a trabajar de invitada. Juega el juego que mejor le gusta, opinando de todo aquello que le pregunten; inclusive no tiene problemas de reflotar viejas rencillas del pasado como la de su elíptico romance con el Ogro Fabbiani.

Pero es que durante la primera tarde de hoy, cuando las "Mañaneras a la tarde" presentaban un segmento de "mujeres adictas a las cirugías", no fueron Nacha Guevara ni Graciela Alfano las entrevistadas del día, sino la mismísima Fernanda Vives. Recién al verla, entonces, pudo enterarse el televidente que "la Vives" era una consumidora obsesiva de las cirugías estéticas.

No obstante, sólo bastó algún tiempo de entrevista, para darse cuenta de que Fernanda – que sólo tiene cirugía de lolas, nariz y una lipo- estaba allí para tener cámara a toda costa.

"Me haría otra cirugía sí me siento fea", dijo primeramente. "Cuando me hice las lolas era porque realmente lo necesitaba (¿?), y me las hice en un lugar barato porque no tenía plata", agregó entre otras cosas.

Así, Fernanda dejó demostrado que, como tantas otras, se desvive por un minuto de atención. Y bueno, por la plata baila el mono, y por la cámara, hasta me invento una adicción.