Cebit 2010: la expo después de la crisis

La feria europea de tecnología más importante llegó a su fin, y dejó varias novedades. Cientos de empresas mostraron lo que estará en los mercados en los próximos meses.
Luego de la CES en enero en EEUU, la feria Cebit de Alemania concentra todas las miradas del mundo tecnológico. Este año, la cita en Hannover mostró que los coletazos de la crisis del año pasado se hicieron sentir. Menos expositores (poco más de 4.000), menos anuncios glamorosos y mucha menos gente (300.000) que el año pasado.

Hubo varios que desertaron de entrada, lo que llamó mucho la atención. Las ausencias de Toshiba y Samsung, por ejemplo, se hicieron notar. Pero todos trataron de ponerle buena cara al mal tiempo: la mayoría de los expositores anunciaron que lograron una gran cantidad de órdenes para los productos presentados.

A pesar de no mostrarse novedades espectaculares como en la CES, hubo, sin embargo, algunas novedades interesantes:

Los productos con tecnología 3D sobresalieron, mostrando que es claramente una tendencia del mercado actual. Obviamente, se destacaron las TVs, aunque también hubo monitores y experiencias con sitios de Internet en donde los usuarios pueden tener en sus manos los productos en forma virtual antes de decidir su compra.

Intel estuvo bastante activa: mostró una nueva Classmate, la computadora pensada para que llegue a todos los niños en edad escolar, y también anunció el lanzamiento de su tecnología de nada menos que 48 núcleos.

La nueva Convertible Classmate es ya una Tablet cuya pantalla puede girarse. Tiene un pantalla táctil de 10,1 pulgadas táctil, 8,5 horas de duración de la batería,

La empresa USmart, de Hong Kong, mostró una computadora bien liliputiense: se trata del MC-1, que trae una pantalla de unas 4,8 pulgadas. Esta smartbook viene con un procesador Intel Atom Z530 que corre a 1,6GHz, 1GB de RAM y 4GB de almacenamiento y sistema operativo Windows XP.

Asus lanzó su libro electrónico DR-900, con pantalla de 9 pulgadas táctil, aunque sin iluminación. Según la empresa, por el sistema de tinta electrónica que utiliza no necesita la luz. Trae Wi-Fi.

Moov 780 es el nombre de un equipo GPS que pretende revolucionar ese mercado. Trae una gran pantalla de 7 pulgadas, conectividad inalámbrica, memoria de 4 a 8 GB y funciona con Windows CE. Reproduce multimedia y hasta trae como accesorio una funda con teclado, lo que lo convierte en una especie de netbook.

El cine en el bolsillo. Ese es el concepto del PocketCinema Z20, una grabadora de video a 720p, cámara fotográfica de 5 MP, 2 GB de memoria interna y un mini proyector.

Ahorro de energía. La empresa alemana Innovabite diseñó una fuente de alimentación que no consume energía cuando la PC está apagada (todas las computadoras, aunque apagadas, siguen consumiendo una pequeña cantidad), algo que será obligatorio para todos los productos en Europa a partir de 2014.

Robots jugando al fútbol; sistemas de reconocimiento de gestos (mover imágenes en pantalla sólo haciendo gestos con las manos); nuevos smartphones; autoestéreos controlados por voz y anteojos con cámaras incorporadas fueron, también, algunos de los adelantos del mundo tecnológico. Productos que, si bien todavía dejan lugar a la sorpresa, empiezan a dejar su etapa de prototipo y pugnan por convertirse en parte de la vida cotidiana en breve.