Cinthia Fernández, engañada

La deseada joven se reencontró con una cámara y aceptó que en el tiempo de sequía televisiva su novio tenista, Maxi González, la engañó en reiteradas ocasiones.
No es muy común que en la televisión y en la vida las personas acepten que son cornudas: siempre se prefiere decir que fue uno el que dejó, el que engañó y mintió, antes de aceptar lo contrario. Sin embargo, esta tarde en "BdV" una desaparecidísima Cinthia Fernández se reencontró con una cámara y aceptó que en el tiempo de sequía televisiva se recibió de cornuda.

Según detalló "una de las más jóvenes vedettes del espectáculo", estuvo de novia con el tenista Maxi González y fue engañada en reiteradas ocasiones. Se habían conocido vía facebook, después habían disimulado su romance en el programa "Animales sueltos", por lo que luego se dijo que ahí se había gestado la relación.

Pero no: ellos se conocían desde antes y mantenían una apasionada relación. Sin embargo fue él quien se mandó al frente cuando se le ocurrió decirle a Cintia que se llevé las hebillas que se había olvidado; entonces la mediática las agarró y entre ellas se encontró con una que nunca había rosado su cabellera.

Hubo desmentidas de parte de su novio, hasta que no le quedó otra que aceptarle que había sido infiel, aunque sólo reconoció que el desliz había ocurrido una vez. Sin embargo, Cinthia no se conformó con ese alegato y descreyendo de sus palabras, se sumergió en su facebook y tuvo la certeza de que su novio tenía más mujeres que un árabe. Así dio por finalizada una relación que le dejó un saldo no muy positivo: unos cuernos que duelen pero se aceptan.