Mirtha Legrand no quiere a Ricardo Fort

Mucho se especuló acerca de la visita del príncipe ordinario a los típicos almuerzos. Pero recién hoy tenemos la respuesta a sus ausencias.

Durante todo el verano se especuló sí Mirtha Legrand iría a invitar a Ricardo Fort a su mesa; los noteros hicieron esa pregunta incansables veces, y la respuesta, por lo menos de parte de la diva, siempre fue la misma: "Los programas de Mar del Plata están cerrados".

Por lo bajo se dijo que la diva estaba celosa de la sorpresiva fama alcanzada por el mediático, y que tampoco comprendía de qué iba su personaje. Por parte del chocolatero, en tanto, se dijo lo contrario: entre otras cosas él se encargó de dejar asentado que soñaba con almorzar con la señora y que era lo único que le faltaba concretar.

Persiguiendo ese objetivo, le obsequió flores y regalos costosos y le chupó las medias cuantas veces pudo; pero nada, nada de nada.

Algunos se animaron a entender que algo distanciaba a Mirtha de Fort, que algo no le cerraba a ella y que por ese motivo prefería mantenerse al margen de "su carrera", y eso hoy quedó más que claro.

"Intrusos 10 años" mostró un video en donde se refleja "la verdad de la milanesa". Lugar: Fiesta de la Vendimia, Mendoza. Situación: Mirtha, parada en su palco, aplaude con alegría el desfilar de las carrozas. De repente se acerca su nieto, Nacho Viale, y le susurra unas palabras al oído; acto seguido, en sus labios se lee: "Me voy, me voy". Acto más seguido, Fort ingresa a ese mismo palco y es recibido con euforia por el público presente.

Tal cual como ocurrió en la fiesta de fin de año del Costa Galana, la popularidad de Fort arrasó con la de Mirtha, pero esta vez ella decidió no estar ahí para verlo.

Mirá el muñeco de Ricardo Fort para coleccionar