La primera campaña de preservativos femeninos

Washington es la ciudad elegida para repartirlos gratis. Estarán en salones de belleza, escuelas secundarias y... donde estén las mujeres.

El preservativo femenino viene asomando tímidamente la cabecita desde hace un año en su nueva versión definitiva. Lo abarataron un poco, le cambiaron el material, lo aprobaron definitivamente y ahora está listo para salir al ruedo. Viene con la revolucionaria promesa de ser la herramienta femenina para prevenir contagios: con uno de estos ya no lo tenés que convencer a él de que se ponga nada, la seguridad está en tus manos.

Y así llegamos hasta esta fecha histórica. Dentro de un par de semanas 500 mil condones femeninos serán distribuidos en la ciudad de Washington (donde está la Casa Blanca) para ponerlos a la mano de todas las mujeres. Los repartirán estratégicamente en salones de belleza, colegios secundarios de zonas en las que el HIV tiene altas tasas de contagio y en locales comerciales a los que concurren damas en su mayoría.

Aparentemente, la movida es consecuencia de la triste admisión, por parte de las autoridades sanitarias, de que con el condón masculino tradicional, la cosa no alcanza. Ya lo repartieron, gratis. Lo volvieron a repartir. Pero no hay caso. Así que ahora apuestan a poner la posta en manos femeninas y ver qué pasa. A ver si ellas son capaces de usar su propia protección, sobre todo cuando ellos se resisten a ponerse un condón.

Por supuesto, más allá de la campaña de distribución gratuita, la idea es que en todo kiosco, farmacia, supermercado, etc, donde pueda conseguirse un condón tradicional, a partir de ahora también haya uno femenino. Y a ver cuál se vende más (digo yo).

Así que ya ven. La prevención se va democratizando. ¿Serán las damas más responsables que los varones? ¿Recibirán con interés la nueva herramienta de seguridad descartable? Pronto lo sabremos. Mientras tanto, vayan imaginando las nuevas discusiones por venir: ¿Vamos a tu casa o a la mía? ¿Te lo ponés vos o me lo pongo yo?

¡Los espero en Facebook!

Fuente: MNSBC