Fabio Alberti, enojadísimo

El actor se hizo cargo de la conducción de "Duro de domar" pero no se sintió apoyado. Ahora, tira con munición gruesa.
Fabio Alberti anda con un sabor amargo en la boca. Y es que su paso como conductor de "Duro de domar" —reemplazando a Roberto Pettinato—  fue una experiencia complicada: "Era el boludo que estaba en el medio y ponía la cara", comentó Alberti en referencia al conflicto con el Gobierno.

"En realidad a nadie le importaba un carajo lo que estábamos haciendo, todo estaba muy claro desde antes. El Trece lo quería echar a Gvirtz y él se quería ir porque ya estaba haciendo su programa en Canal 7", confesó el actor a la revista Pronto.

Para el productor, también hubo una parte: "Si en dos meses y medio vas al primer día y no volvés más, significa que no te importa mucho defender tu producto", contó Alberti, respecto a Diego Gvirtz.

El humorista, además, apuntó contra el canal. "Le puso el horario que le puso, hizo cero promociones. Estábamos en el medio de la pela Kirchner-Clarín. Cuando terminó, mucha gente se quedó con trabajo. Son todos progres, pero no tienen problemas en echar a 50 personas de una productora", agregó.

De todos modos, el creador de "Coty Nosiglia" asegura que le hizo bien quedarse sin trabajo. "Me sirvió encontrarme en un momento sin nada. Volví a los comienzos, a la autogestión de los proyectos sin tener un mango. Fue un gran baño de humildad y me vino bien".