Rihanna ¡pagá lo que debés!

Parece que su personal trainer se quedó sin cobrar el sueldo... ¿La cantante andará sin cambio chico?
Rihanna fue acusada por su entrenadora personal, Cindy Percival, por no pagar sus honorarios correspondientes.

Según la afectada, la artista se habría negado a cancelar los casi 27 mil dólares en concepto de clases de gimnasia y fitness, acusación que no quedó sólo en palabras, sino que ya llegó al Tribunal Superior de Los Ángeles.

De acuerdo a las declaraciones de Percival, Rihanna pagaba cerca de 1.500 dólares al día por "servicios exclusivos de entrenamiento personal", sin embargo, durante los meses de septiembre y octubre éstos no fueron cancelados. A esto se suma una deuda de casi 3 mil dólares por gastos en concepto de viajes que realizó la entrenadora por la gira europea de la cantante.

Rihanna no se refirió al tema, esperemos que sólo haya sido un descuido...