El último programa de Ricardo Fort: a su manera

Terminó el ciclo "Fortshow" y el príncipe ordinario mostró (una vez más) su peor cara.
América emitió el último programa de "Fortshow, el programa de Ricardo Fort" y, como no podía ser de otra manera, el desenlace de esta historia tuvo sabor a nostalgia, y emoción, o por lo menos eso se intentó.

De fondo el millonario interpretaba el tema "A mi manera" y en pantalla se veía un cúmulo de imágenes recopilatorias de mucho de lo ocurrido durante la vida del ciclo.

Todo parecía ser alegría y sinceridad: Fort gastando a su manera , Fort bailando y cantando a su manera , y Fort manejando el mundo a su manera . Sin embargo, minutos antes de este resumen, también se había visto la manera Fort de maltratar a la gente, en este caso a una empleada.

Cada vez llama más la atención que el chocolatero elija mostrar esta horrible faceta de su personalidad, una faceta que choca ostensiblemente.

El momento de esta referencia mostraba el inicio de una entrevista que Ricardo le estaba por hacer a su mamá. A la manera de un backstage, a él se lo pudo escuchar decirle a su madre: "Yo te voy a preguntar a vos sobre mí, no sobre vos".

Tras esta declaración, Fort intentó esbozar el copete de presentación, pero se sintió interrumpido. Con cara de furia, increpó a una asistente diciendo "¿quién está haciendo ruido?, decile a la hija de p... esa que no quiero ni un ruido", señaló Fort en relación a una empleada que se encontraba trabajando en la cocina.

Segunda vuelta para un copete que tampoco resulto: "Y sigue haciendo ruido. Decile que no quiero escuchar ni una taza moverse, ¿escuchaste?". Al respecto su madre le pidió: "Decí las cosas bien Ricardo". "No sé decir las cosas bien", contestó él.

Pero la historia no terminó allí porque Fort incurrió en la manifestación de su copete y otra vez se sintió "interrumpido". Entonces se paró y enfiló hacia la cocina; "Ay no, díganle que salga de la cocina, que se vaya, por favor", dijo su madre como asustada por lo que podría llegar a ocurrir.

"Vos entendés lo que es ni un ruido, ¿entendés o no entendés?", encaró Fort a la cocinera a puro grito y violencia.

Tras el reto, pudo finalmente desarrollar la presentación con sonrisas y buenos gestos.

Luego, llegando al final, hubo que escucharlo cantar "A mi manera", pero pocos habrán podido olvidar ese mal trago que no sólo le hizo pasar a su empleada, sino también al espectador: Fort, ¿maltratador a su manera?