Murió la directora inglesa Wendy Toye

La cineasta británica Wendy Toye, dueña de más de ocho décadas de carrera tras las cámaras, murió este fin de semana en Inglaterra a la edad de 92 años.

Prácticamente olvidada, Toye tuvo su cuarto de hora en la década de 1950, época en que en el Río de la Plata se conocieron "Muerte y fantasía" (1954), con Orson Welles, y "Media luna de miel" (1956), con John Gregson.

Toye falleció ayer sábado en el hospital de Hillingdon, en el condado inglés de Middlesex, y había comenzado a trabajar como bailarina y coreógrafa antes de iniciarse como directora cinematográfica.

Su debut fílmico ocurrió en 1931, y desde entonces colaboró con celebridades como Jean Cocteau y el grupo Crazy Gang. Toye hizo la coreografía de numerosas producciones en Inglaterra y Estados Unidos, incluida una producción en el Imperial Theatre de Nueva York de "Peter Pan" protagonizada por Boris Karloff en 1950.

En 1952 Toye dirigió su primer corto, "The Stranger Left No Card", que ganó un premio en el Festival de Cine de Cannes. Durante sus últimos años enseñó cine en Australia y fue consejera especial del ente británico Arts Council.

En 1992 recibió de manos de la reina Isabel II el título de Comandante del Imperio Británico (CBE), luego de haber sido galardonada con la medalla Jubileo Plateado de la Reina.