Amalia Granata ¿Diva? ¿No será mucho?

Se hizo conocida por sus parejas y luego comenzó su carrera de opinóloga . Pero... ¿diva? Naaa...

¿Diva se hace o se nace? Esta es una de las preguntas que hace rato pululan en los medios pero que, hasta ahora, nadie ha sabido responder. Lo cierto es que para serlo hay que responder a ciertos requisitos.

Algunos tips que deben tener: ser querida, admirada, famosa y requerida por los medios. También mostrarse simpática, misteriosa, tener asistentes, realizar compras en grandes marcas, estar siempre impecable y tener un perro de tamaño chico que asista a los mismos eventos que su dueña.

Así son Susana, Moria y Mirtha (aunque no tiene perro). También hay otras que no ascienden a esta categoría, y también hay algunas que hacen todo lo posible para parecerlo.

A este último grupo pertenece Amalia Granata, una mediática que, luego de acostarse con Robbie Williams, tener una hija con "el Ogro" Fabbiani, y oficiar de "opinóloga" en todos lados, pudo encontrar su lugar.

Es panelista de "Un mundo perfecto" y parte del público le tiene simpatía. No tiene pelos en la lengua y hasta a veces resulta graciosa. Sin embargo, de ahí a ser diva, le falta un gran camino.

No obstante, ella ya parece postularse. En ese plan se la vio hoy en "AM, antes del mediodía", cuando se mostró su desfile por las calles de Palermo: ella caminaba con glamour y entraba a las tiendas de última moda, mientras su asistente (gay, como el de todas las divas) le sostenía el perro (claro que un perro pequeño).

La consulta es: del revolcón de Robbie Williams hasta acá hubo una evolución, pero de ahí a mostrarse como diva, ¿no será mucho?.

¿La Bancás o la Detestás a Amalia Granata? ¡Votála!