¿Cambios? Para qué...

Anoche volvieron al prime time de América "RSM" y "Un mundo perfecto", y el común denominador de los dos ciclos fue que los cambios brillaron por su ausencia.

Las nuevas temporadas suelen ser el marco ideal para relanzar un producto: nuevas secciones, nuevo decorado, caras nuevas en el staff son los recursos más comunes. Pero como el salmón, "RSM" y "Un mundo perfecto" nadaron contra la corriente y volvieron muy parecidos a como se fueron.

Por el lado del programa de Mariana Fabbiani, la mayor novedad fue la panza de Mariana. La conductora la mostró con orgullo y le contó a su público los pormenores de la pronta llegada de su bebé. La otra gran diferencia a la temporada 2009 fue que Mariana Briski ya no fue parte del equipo.

Después, todo igual: Humberto Tortonese y "Las Zuricitas" no perdonaron a ningún exponente de la farándula y se mostraron los episodios más importantes sucedidos en televisión mientras el ciclo no estuvo al aire.

Con menos disimulo y más humor, Roberto Pettinato arrancó la temporada 2010 de "Un mundo perfecto" riéndose de si mismo, ya que con todos los cambios que tuvo el programa el año pasado, el conductor bromeó con la idea de que esta era la "quinta temporada".

Con Petti estuvo una de las figuritas difíciles y atractivas del mundo del espectáculo: Ricardo Darín protagonista del "Secreto de tus ojos" –con posibilidades de ganar un Oscar- pasó por el estudio y demostró una vez más que su simpatía es su sello.

América volvió al prime time que tenía hasta diciembre de 2009, literalmente.