Don t cry for me, Cumparsita

Una patinadora canadiense se puso a llorar luego de participar al ritmo del famoso tango argentino...
Una apenada Joannie Rochette mantuvo la compostura durante tres increíbles minutos y alucinó a la multitud con un programa corto que la dejó tercera a la mitad de la competencia de patinaje artístico femenino de los Juegos de Invierno Vancouver 2010.

Rochette emocionó a todos ayer cuando entró a la pista luciendo notablemente serena y mantuvo ese aura de calma durante su seductora rutina al ritmo del tango "La Cumparsita". No sólo la música y sus movimientos fueron los que conmocionaron al público, sino la noticia de que la madre de la patinadora había muerto repentinamente hace dos días. 

"Las palabras no pueden describir (lo que siento)", dijo la canadiense en un comunicado. "Es difícil ser precisa, pero dentro de 10 años quisiera regresar e intentarlo de nuevo (...) no me arrepiento. Tuve una bienvenida muy cálida, difícil de manejar, pero aprecio el apoyo. Recordaré esto para siempre", agregó la patinadora.

Fuente: Reuters