La píldora para no quedar pagando

Una droga experimental acelera el orgasmo en las mujeres, que suelen necesitar más tiempo que los hombres... ¿serán en pos de la igualdad de género?

Esto sería algo así como: si no puedes vencer el problema de eyaculación precoz de tu hombre ¡únete a él! (en una carrera de velocidad...) Lo cierto es que fuera de bromas y sin la intervención de ninguna clase de problema, un hombre sanito y normal alcanza el orgasmo en dos minutos, mientras que una mujer, también sanita y sin problemas, requiere 14 minutos para experimentar el climax. Ya ven cómo somos de desincronizados hombres y mujeres a la hora del sexo.

La cuestión es que unos investigadores norteamericanos, no sé si se apiadaron de esas mujeres a las que sus varones las dejan pagando y sin un orgasmo porque ellos acaban primero o qué, pero decidieron desarrollar una droga capaz de acelerar los tiempos femeninos. Como para acortar la brecha... y acercar los finales.

Igual habrá que tener paciencia por que la pastillita está todavía en proceso experimental y le tomará al menos unos tres añitos llegar a ser aprobada para su venta. Mientras tanto, si no llega, habrá que seguir apelando a las viejas técnicas de caballerosidad que imponen el estímulo a la dama primero como para que su caso se resuelva y luego sí, dar rienda suelta al placer de él. Es simple y sencillo como el pan: aquello de "pase usted", "después de usted". Precisamente, el viejo truco de "primero las damas". Pero se ve que los investigadores, allá en Estados Unidos, no conocen al profesor Girafales...

¡Los espero en Facebook!