Sean Penn con un pié en la cárcel

El actor agredió a un fotógrafo y éste lo denunció. Podría pasar 18 meses tras las rejas.
Ser famoso no es fácil. Me refiero a tener que bancar que toda tu vida sea algo público y a sacarte de quicio cuando la prensa está cubriendo cada uno de tus movimientos; pero es algo que viene en letra chica cuando una persona firma el simbólico contrato de la fama.

Sin embargo, son muchos los famosos que tienen problemas a la hora de enfrentar a los medios. En este caso, a fines de octubre del año pasado, Sean Penn agredió a un fotógrafo a la salida de un Shopping en Los Ángeles. Allí, el actor golpeó a un reportero gráfico y rompió una cámara.

Ante esta reacción violenta, el fotógrafo hizo la denuncia y ahora Peen se enfrenta a una posible pena de hasta 18 meses de cárcel.

Recién el próximo 22 de marzo se sabrá si el actor, con un pié medio adentro de la cárcel, termina de poner el otro, cuando la Corte Superior de Los Ángeles dé su veredicto.

¿Por qué no se puede arreglar por medios económicos? Porque el actor ya fue acusado de violencia doméstica durante su relación con la cantante Madonna y en 1987 pasó 33 días en prisión por agredir a un paparazzi.