Silvina Escudero habló sobre su partida de "Fantástica"

La morocha dijo que los sigue queriendo, pero le dio con un caño a Santiago Bal y a Carmen Barbieri. "Para que esté todo bien con ellos hay que ser obsecuente", dijo.
Todos esperaban que Silvina Escudero hablara sobre su desvinculación de la obra "Fantástica", así que Intrusos fue tras ella y la morocha hizo su descargo.

Primero aclaró: "No es que me bajé de Fantástica, el contrato que firmé con Faroni terminó el 15, y yo decidí no continuarlo".

¿Por qué decidió no continuar? "No la estaba pasando bien a raíz de los dichos de Carmen. A mi me dolieron mucho las palabras de Carmen. Me costó mucho tomar la decisión porque yo estoy muy contenta con lo que hago arriba del escenario. El cuadro de baile, la canción que me escribió Santiago Bal. Yo lo disfruto muchísimo y la gente también. Eso era lo que más pesaba para que me quede. Pero mi familia la pasó mal, yo también, la pasé muy mal con las declaraciones de Carmen", explicó Silvina.

"Todavía no entiendo por qué me agravió como me agravió (...) Si hice algo que la dañó lo hice sin darme cuenta (...) Uno no tiene que sufrir un trabajo, uno lo tiene que disfrutar y yo ya no lo estaba disfrutando", se descargó Silvina.

A mediados de enero, en un móvil en Intrusos, Carmen Barbieri dijo que Silvina Escudero y Matías Alé "son la manzana que me pudre el cajón" y a partir de ahí, nada volvió a ser igual.

También aclaró por qué su novio continúa en la compañía: "Él tiene cosas que pagar, vive solo y bueno, pero yo no voy a hablar por él". Luego contó otros episodios donde no la pasó bien por las peleas con Bal y Barbieri.

Y siguieron los palos para la capocómica. "Yo me sacó el sombrero con Carmen Barbieri como artista, pero como persona, en los últimos meses no se portó tan bien últimamente", aunque luego Silvina le tiró una flor: "Carmen Barbieri tiene un corazón inmenso. No le cabe en su caja toráxico. Es una persona increíble, pero para mí no está bien aconsejada. Eso sí, como artista, en el escenario es una grande como pocas".

"Yo no estoy enojada con ninguno de los dos. Yo los quería mucho y los sigo queriendo mucho, peor sí me enojé conmigo misma porque dije "¿Cómo puede ser que estas dos personas me hagan sentir esto?", siguió con un descargo y disparó por última vez cuando afirmó que "hay que ser obsecuentes con Carmen y Santiago" y que "con esas personas está todo bien".