La reina del narcotráfico que no fue

Una modelo colombiana pretendía unir América y Europa a través de valijas de cocaína, pero su plan falló. Enteráte más de esta historia.

Angie Sanselmente Valencia ganó en el 2000 el título de Reina del Café. Colombiana, morocha y de 30 años, tenía todo para triunfar. Pero quiso más.

Todo comenzó el 7 de diciembre del año pasado, con la llegada de la modelo de lencería a nuestro país. Fue entonces cuando puso en marcha su plan, que fracasaría una semana después, cuando fue detenida una joven de 21 años que pretendía embarcar en un avión rumbo a Cancún con 55 kilos de cocaína dentro de una valija. Medio día después, ya había otras tres personas detenidas.

Al parecer Angie quería unir México, Europa y Argentina, a través del narcotráfico. Pesa ahora sobre ella una orden de busca y captura.

Todos los detalles estaban cuidados, pero finalmente la operación fracasó. La colombiana pretendía que cada día una joven modelo viajara a Cancún con una maleta repleta de cocaína. A cambio, cada una de las mujeres (cuya condición era que fueran hermosas, pero no llamativas) se embolsaría 5.000 dólares.

Ariel L., un modelo argentino de 25 años, se encargaría de buscar las candidatas, y se embolsaría 2.000 dólares por cada joven captada. Como conejillo de indias usó a su novia, María N., de 21 años, la joven detenida con los 55 kilos de cocaína.

Según la declaración de Ariel, Angie no estaba sola en Buenos Aires, a donde llegó acompañada por su perro. Acá la esperaba un joven de 24 años, que podría ser su pareja, y al que habría conocido en México.