Sacerdote hot-line destituido

Un párroco español usaba el dinero de los fieles para tareas non-sanctas...
Un sacerdote de 27 años y párroco de las localidades de Noez y Totanés, en España gastó 17.000 euros, provenientes del dinero de las congregaciones y de las cofradías, en líneas telefónicas eróticas y páginas pornográficas en Internet. El Arzobispado de Toledo confirmó la destitución del cura implicado e inició una investigación ante "estos lamentables hechos".

Mientras tanto el sacerdote no podrá ejercer su labor "sacerdotal, parroquial y educativa".

Evidentemente se armó bastante lío en el pueblo, ya que hasta la alcaldesa de Noez salió a hablar. Aseguró que el párroco destituido confesó públicamente, ante los feligreses en misa, que había "sacado dinero" de las hermandades y se comprometió a reunirse con los fieles para tratar de arreglar la situación.

Sobre si el cura pudo gastarse el dinero en actividades de índole sexual, la alcaldesa ha reconocido que entre los vecinos había "comentarios de este tipo". "Este es un pueblo muy pequeño y todo se habla y se cuenta", ha dicho la alcaldesa, recalcando que el párroco llegó en la primavera de 2009 al municipio.

Y pensar que hace unos días el Papa pedía más participación de los curas con Internet y las nuevas tecnologías...