"Casarme fue como ir a comprar droga"

Así de directa fue Scarlett Johansson. La actriz dijo que hacer su fiesta de casamiento fue muy estresante. ¿Por qué?
Scarlett Johansson reconoció que la organización de su fiesta de casamiento fue muy estresante por ser famosa. El acoso de los paparazzi y el precio por ser una cara conocida, la hizo pensar en realizar la fiesta en lugares impensados.

"Nunca imaginé que llegaría a planear mi boda en un callejón oscuro, pero así fue", dijo con una tonada de chiste la actriz.

"Había tanto secretismo que me sentí como si estuviera comprando droga, aunque sin toda la diversión", dijo Scarlett.

Después de tantas idas y vueltas, la actriz pudo encontrar el lugar indicado para poder "dar el sí" a su pareja, el actor Ryan Reynolds. "La boda se celebró en un remoto lugar de Canadá, donde había osos, ballenas y águilas", agregó.