Amy Winehouse, la adicta a los zapatos

La cantante británica está realmente loca. Ahora es una compradora compulsiva de zapatos.
Amy Winehouse realmente está loca. Si las adicciones a las drogas no alcanzaban, ahora se transformó en una compradora compulsiva de zapatos. Para colmo, los guarda y ni los usa.

Su papá denunció que su hija había gastado una cantidad de dinero inimaginable en calzados. "Amy ha gastado cantidades ridículas de dinero en zapatos, ha cambiado su adicción a las drogas por las compras", agregó el padre.

Además, dijo que Amy compró veinte pares de zapados diseñados por Jimmy Choo en un día y que por esa compra gastó más de 15 mil dólares. El padre cerró diciendo que su hija tiene dos cuartos lleno de zapatos que nunca usó.