La verdadera relación de Ricardo Fort y Virginia Gallardo

No todo es como parece. Dicen que en Mar del Plata cada uno tiene su cuarto. Ella está deprimida aunque cobra un importante cachet.

Virginia Gallardo, la soñadora de Daniel Agostini en "Bailando por un sueño 2007", no está muy feliz con la "relación" con Ricardo Fort.

A sus 24 años, ella está tratando de aprovechar la buena vida que tiene al lado del rey chocolatero. Entre otras cosas, la rubia cobra 20 mil pesos mensuales por participar en la obra "Fortuna", se operó y agrandó el busto y se retocó la cola y se puso extensiones, según la revista Paparazzi.

Además, de la mano de Ricardo (no lo tomen literalmente) conoció Miami, Río de Janeiro y pronto Nueva York. Como la del mediático, su ropa es carísima e importada, pero ni siquiera la elige, lo hace él.

Con semejantes lujos, cualquiera diría que no le hace falta nada. Pero dicen que Virginia está deprimida y que, en vez de ayudarla, es su madre la que la incita para que siga aprovechando la racha.

Mientras, los rumores que corren detallan que ellos no duermen juntos en la casa de Mar del Plata, que Ricardo Fort almuerza con sus amigos, que a la playa llega siempre caminando detrás de él y que el "chocolatero" sólo le hace escenas de celos cuando le roba cámara. Lo peor es, quizás, que se limpian la boca después de darse "picos" para las cámaras y no si se pasea por ahí con otro hombre.

¿Virginia Gallardo es la novia que no es?